jueves, 30 de julio de 2009

Pececitos con mochilas


¡Qué mañana tan bonita hacía en el Pueblo Pó! La gente ya se había levantado y se preparaban para ponerse a hacer sus tareas. Anoük, como cada día, se asomaba por la ventana de la casita de Violeta y Goonie.
-¡Hola chicas, buenos días! ¿cómo habéis dormido?
-¡Hola Anoük y Pekes! Pues muy bien, no ha hecho calor, hasta nos hemos tapado con la sábana y todo. ¿Y tú como estás? ¿A dónde vas a ir hoy?
-Hoy no me voy a ir muy lejos. Estaré toda la mañana en el embarcadero del lago. Quiero escribir sobre los zapateros. ¡Son unos animalitos muy graciosos!
-¡Anda, que bien! Entonces hoy no tardarás en llegar a casa. Podremos vernos antes.
-¡Pues si, es verdad! Luego paso a buscarte, ¿vale? Hasta luego.
-Adiós. Y que te lo pases bien.




Cuando llegó al embarcadero, sacó su cuaderno y se quedó observando a estos diminutos animalitos.
Mientras escribía, vio algo extraño a lo lejos.
No conseguía verlo bien. Era... era algo así como... ¡OH!





¡Peces con mochilas! ¡¡Un montón de peces con mochilas a cuestas!!
¿A dónde irán? -Pensó Anoük.- Tengo que averiguarlo...
Salió disparada cuesta arriba. Llegó a su casa, preparó la cantimplora y un poco de comida y salió corriendo, pero los peces ya estaban muy lejos. Se estaban adentrando a contracorriente por uno de los ríos que desembocaban en el lago.




Se planteó qué hacer, si seguir caminando a ver a dónde le llevaba el río, o volver atrás y seguir estudiando a los zapateros...
-Creo que los zapateros pueden esperar...

Caminó mucho, pero no vio a ningún pez, ni ninguna mochila. Y encima, cada vez había más maleza y se hacía imposible el camino a pie. La única manera de seguir era por agua.
-¡Jolín, pero si no tengo bañador! Y a Peke-peke y Peke-pó no les gusta mojarse... Tengo que buscar algo que flote y que quepamos las tres.
-¡¡Miau, marramiau!! -Anoük se giró y vio que las gatitas traían una gran hoja de roble. Estaba entera y no tenía ni un agujerito. Buscaron una ramita para remar, se montaron y se fueron río arriba, muy rápido, ¡con mucha fuerza! Tanta fuerza, que a los diez minutos ya no podía mas.
Cuando se estaban acercando a la orilla para descansar un rato, les adelantó un duendecillo, sentado sobre un tronco, y detrás de él... ¡Los peces mochileros!



-Por fin los he encontrado- ¡¡Bieeeeen!!- Y entonces le preguntó al duendecillo:

Perdonda Duendesito, ¿cómo es que llevas a estos peces detrás de ti?
-Les estoy guiando hasta Awaway.
-¡Oh! ¿Vais de excursión?
-¡No,no! van a crear una familia. Allí nacieron ellos y allí quieren que nazcan sus retoños.
¡Uooh! ¿os puedo acompañar? Me gustaría escribir sobre vosotros...
-Claro que sí. Así, si surge algún percance me podrás ayudar.

Hicieron una parada para comer y para que las señoras pez, que estaban de buena esperanza, descansaran un poco.
Cuando les quedaba muy poco para llegar, se encontraron con una pequeña cascada que las señoras no podían saltar.
-Anoük, si me ayudas iremos más rápido.



Entre los dos pasaron a todos los peces al otro lado. A todos... menos a uno.




-¿Y a mi quién me pasa al otro lado? -se giraron y vieron a un enorme pez.
¿Cómo es que no le habían visto hasta ahora?
Estuvieron probando muchas maneras de pasarle al otro lado, y ninguna funcionó. El señor pez pesaba mucho.
-¿Pero cómo que eres tan grande?
-Es que este invierno he comido mucho y me he pasado un poquito...
-Bueno, pues aprende a controlarte, que luego pasan estas cosas.
Mientras ellos hablaban, Anoük había encontrado unas lianas en lo alto de un árbol. Ataron al señor pez y empezaron a estirar. Se unieron Peke-peke y Peke-pó, y los demás peces también.




Estiraron y estiraron hasta que... ¡¡¡BOIIIIIIING!!! Salió disparado, rebotando en todas las piedras y llegando el primero a Awaway, ¡y sin un rasguño!.



¡Qué sitio más bonito! ¡Un parque de atracciones lleno de juegos para que los pequeñines jueguen y se hagan fuertes!
-Duendesito, cuando hayan nacido los pececitos, ¿se quedarán aquí para siempre?
-¡Uy no! Cuando crezcan y se pongan fuertes, se irán a conocer mundo, y cuando quieran tener retoñitos, volverán aquí otra vez.



Anoük se despidió del duendecillo del río y de todos los peces. También del grandullón.
El caminito de vuelta a casa no tenía pérdida, todo río abajo.
Al final, un día que iba a ser tranquilito a la orilla del lago, se había convertido en una aventura.
-¡Oh, Violeta! Había quedado con ella esta mañana, y con las prisas se me ha olvidado avisarla. Seguro que ya estará dormida... le dejaré una notita en la ventana.
Se pasó la noche escribiendo todo lo que había aprendido, y deseosa que llegara el día siguiente para descubrir muchas cosas más.



9 comentarios:

Anónimo dijo...

Uooooohhhh!!!yo quiero ver los peces con mochila!!y quiero vivir ahi hasta que sea mayooorrrr!!! que divertida esta historieta, quiero maaaaaaaaaaás!!! besitooooo, es muy chuli y divertido!!

Anónimo dijo...

que chuli,me gusta mucho,sigue escribiendo y dibujando,yo tambien quiero saber que pasa en la siguiente aventura.1beso (mama wawi)

Anónimo dijo...

oh me encantan las hitorias de Anoük!!
sigue asii :D

att:hermana de Wawi

cristina dijo...

uoooh!! las wawiiiiiis!!! que contenta estoy!!!esto me anima un monton!muchas gracias, y muchos animos tambien para todas vosotras. 1beso grandote(y con mochila) :P

Cris Purrusalda dijo...

joooooooo Cris, me encantaaaaaaa, el cuento y las ilustraciones, sobre todo la del pez, que gracia se nota el esfuerzo en sus caras jajaja me he reido muchooooo, que aventurera es Anouk

cristina dijo...

jajajaj, pues seguro que algún pedito se les escapó. El esfuerzo era enorme!!

Anita dijo...

Jajajaja, que gracia lo del pedito.
Si a mi también es de las ilustraciones que me ha gustado mas. (la del "pecezote").
Es muy lindo todo el cuento.
Besitos.
anitaartesanias.blogspot.com

Edit dijo...

Me maravillaste con las ilustraciones y con la historia.
Me quedo amiga, para seguir tus creaciones.
Tanta ternura, es como la miel, nos atraes con tus delicadas creaciones.

cristina dijo...

Muchas gracias Anita! que bien que te guste! Lo importante es pasárselo bien y creo que lo he conseguido!!
Besitooos.

Hola Edit! Me alegro que veas ternura en mi trabajo, me da la vida.
Un abrazo!!